Martes, 19 Octubre 2021 14:02

Meraki, taller de creación artística en el Centro de Inclusión y Oportunidades Padre Zurita, para pintar con alma

Valora este artículo
(0 votos)

  • El Centro de Inclusión y Oportunidades Padre Zurita Padre Zurita, gestionado por Fundación Amás, ha abierto un espacio para que personas con discapacidad se expresen a través de las artes plásticas y especialmente, de la pintura.
  • Este año de nuevo han participado en la exposición de arte inclusivo ‘Yo también’, junto a los centros ocupacionales Pinos y Sufragio de Leganés; y Coimbra, de Móstoles.

Pintar con alma. Este podría ser el lema de Meraki, el espacio para el arte que el Centro de Inclusión y Oportunidades Padre Zurita Padre Zurita, gestionado por Fundación Amás, tiene abierto para que personas con discapacidad se expresen a través de las artes plásticas y especialmente, de la pintura. Esther Ruíz, responsable del proyecto, explica con entusiasmo cómo diez personas, de entre veinte y casi cincuenta años, se reúnen para sentir la pintura y relacionarse con el mundo con el color y la emoción como protagonistas.

Tres días a la semana Meraki abre sus puertas a la ilusión plasmada en diez rostros que acuden junto a sus "herramientas" adaptadas a sus incapacidades para poder dibujar y, como señala Esther, "lograr que la pintura fluya". Ahora el arte ha crecido con el nacimiento de otro grupo, Delirios Zurita, formado por residentes.

Este año de nuevo han participado en la exposición de arte inclusivo ‘Yo también’, junto a los centros ocupacionales Pinos y Sufragio de Leganés; y Coimbra, de Móstoles. En este proyecto suman ilusiones y esfuerzos Fundación Randstad, Fundación Aon España y Fundación AMÁS, con la organización de la galerista Blanca Soto y un objetivo: dar visibilidad a la obra de artistas plásticos con discapacidad. Yo también, que ha celebrado su cuarta edición a la que se ha sumado Loewe perfumes, forma parte de Apertura Madrid, una cita anual con el arte contemporáneo de la mano de las galerías madrileñas.

29 obras de arte de 25 artistas ocuparon espacio en la galería Blanca Soto para poner de manifiesto el talento de los artistas, su discurso creativo, su visión de la realidad, sus diversas formas de expresión y, en definitiva, su especial manera de estar en el mundo del arte.

‘Yo también’ nació con el objetivo de fomentar el arte como vehículo para impulsar la plena participación de las personas con discapacidad intelectual en la sociedad y en los cuatro años en los que se lleva celebrando se puede decir, con palabras de Blanca Soto, que "el proyecto se enfoca en la potencia del arte, siendo la terapéutica una de sus vías, pues el arte ayuda al conocimiento; nos conecta con nuestros sueños, con nuestros deseos, con nuestros prejuicios y miedos, expresando parte de nuestro mundo. La idea del proyecto es potenciar la faceta inclusiva del arte, reafirmando que las personas con discapacidad también pueden".

Ahora, dos nuevos proyectos de exposiciones aparecen en su agenda: el centro cultural de La Fortuna, en Leganés y el Centro de Arte Dos de Mayo en Móstoles.

Mientras, Meraki continua con el día a día en el que apuesta por la expresión plástica y por la colaboración con proyectos como los pisos tutelados de la asociación Punto Omega, donando su obra Ciudadanos de un lugar llamado mundo. Otro de los proyectos de colaboración con el que están más satisfechos es el que desarrollan con el centro de Atención temprana de Fuenlabrada, en el que están pintando las ayudas técnicas para la infancia con necesidades motrices que acude a terapia, poniendo color a aparatos para las piernas, los brazos, el cuello...propiciando una terapia con más alegría y juego. Y en esta ruta por lo cotidiano artistas de Meraki tienen claro que su alma llena lienzos y colores para hacer el mundo mejor y más grande.

Meraki nació con el nombre griego que decía todo de su arte:  poner alma, corazón, creatividad y amor en todo lo que te apasiona. Y su pasión es crear/ sentir y mostrar.

Visto 150 veces