Viernes, 17 Julio 2020 11:54

La Concejalía de Parques, Jardines y Protección Animal intensifica sus esfuerzos para mejorar un arbolado deteriorado durante los últimos ocho años

Valora este artículo
(0 votos)
  • El concejal ha destacado la existencia de un arbolado envejecido, castigado circunstancialmente con terciados o podas abusivas que condicionaron gravemente su futuro por generar riesgo para las personas. Igualmente, ha resaltado la ausencia del tratamiento ante el padecimiento de enfermedades y plagas de nuestros árboles en múltiples ocasiones.

“El cuidado del arbolado de la ciudad de Alcorcón es una de las principales preocupaciones de la Concejalía de Parques, Jardines y Protección Animal”, ha señalado Raúl Toledano, edil de esta área, quien ha destacado que “para este fin contamos con un equipo técnico de arbolado formado por excelentes profesionales, con los que gestionamos unos recursos -siempre escasos- para atender a los más de 75.000 árboles de la localidad”.

El concejal ha explicado que “estamos realizando un importante esfuerzo para solucionar de origen cada uno de los problemas que encontramos a nuestra llegada” y ha destacado la existencia de un arbolado envejecido, castigado circunstancialmente con terciados o podas abusivas que condicionaron gravemente su futuro por generar riesgo para las personas.

En este sentido, ha indicado que “estamos reduciendo sensiblemente la presencia de enfermedades en nuestro arbolado tras el tratamiento hasta hoy de cerca de 3.900 ejemplares contra diferentes plagas y enfermedades, principalmente la galeruca, procesionaria, araña roja, chinche del plátano, pulgón algodonoso…”.

Igualmente ha subrayado que “se ha procedido a podas específicas, determinadas por los técnicos, persiguiendo la recuperación de árboles dañados, inestables y muy peligrosos para el vecindario, intentando que estas intervenciones fueran en el menor número posible y de la forma menos traumática”.

Peligro de desplome de ejemplares

Otro de los aspectos destacados por el concejal es “la espiralización de las raíces de gran parte de nuestros pinos, realizando a estos efectos las correspondientes descargas de ramas en el intento, en ocasiones vano, de evitar el desplome del ejemplar”.

Para Toledano, “en todos estos supuestos la adopción de medidas drásticas que pudieran afectar a la seguridad y salud del arbolado han sido relegadas al último lugar, y solo asumidas cuando otras opciones menos invasivas fueron descartadas por los técnicos municipales, al resultar ineficaces”.

El concejal se ha mostrado rotundo: “Nuestra prioridad siempre será aumentar la cantidad y calidad de los ejemplares y nunca talar nuestros árboles; no obstante, debemos priorizar en casos muy concretos la seguridad de la ciudadanía y la retirada del ejemplar si están enfermos y no es posible recuperarlos”.

“Por desgracia, algunas zonas, debido a la situación terminal en que los hemos recibido, resulta inevitable debido a las condiciones que muestran los ejemplares si bien ponemos todo nuestro empeño para sustituirlos lo más rápido posible, bajo los criterios técnicos y con los recursos disponibles”, ha añadido.

En este sentido, el concejal ha recordado que “durante el primer año de gestión se han plantado aproximadamente unos 500 ejemplares –cifra que si bien supera la media de años anteriores se espera ampliar progresivamente-  cumpliendo con nuestro Plan Director de Arbolado de Alcorcón”.

Además, ha indicado que se ha evitado la plantación de especies inadecuadas “con el fin de no prolongar los problemas actuales que ya padecemos y garantizando la selección de ejemplares de especies resilientes, adaptando nuestros parques y jardines a las nuevas circunstancias del cambio climático, donde la carencia de agua y la aparición de nuevas especies, muchas de ellas invasivas, tanto vegetales, como animales, serán una realidad a las que deberemos habituarnos”.

Raúl Toledano ha recordado la falta de recursos sufrida en los dos mandatos anteriores: “Contamos hoy con más de un 40 % menos de efectivos que hace ocho años – alrededor de 100 jardineros menos-  para más 350 hectáreas de zonas verdes a cuidar, a lo que se ha sumado la priorización de otros gastos excepcionales ocasionados por el COVID 19, lo que no nos permite crecer todo lo que nos gustaría”.

Igualmente, la necesidad de atender a la salud y seguridad de nuestros árboles nos ha obligado a preparar los correspondientes pliegos de contratación para los distintos servicios especializados de poda, estudio del arbolado y control de plagas, en la medida que se ha avanzado con los nuevos presupuestos de la ciudad, permitiéndonos continuar en la mejora de nuestros parques, jardines y arbolado, tarea en la que nuestros trabajadores se aprestan con dedicación y máxima ilusión.

Finalmente, ha agradecido la comprensión de los vecinos por las molestias ocasionadas en el desempeño de estos trabajos para el beneficio de todos y ha mostrado el compromiso de la concejalía de mejorar progresivamente el arbolado de la ciudad.

Visto 649 veces