AVISO. El horario del Servicio de Atención Ciudadana durante las próximas fiestas de Navidad será el siguiente:

    • Del día 23 de diciembre de 2019 hasta el 8 de enero de 2020, ambos inclusive, de 08:30 a 14:00 horas
    • Días 24 y 31 de diciembre cerrado
Jueves, 07 Marzo 2019 12:57

Alumnos del centro Padre Zurita de Alcorcón participa en el musical Peter Pan en el madrileño Teatro Nuevo Apolo

Valora este artículo
(0 votos)

Ilusiones, trabajo y ganas de Candileja Producciones teatrales, Grupo Amás y el teatro madrileño Nuevo Apolo, se han unido para hacer realidad un reto profesional, social y educativo: llevar adelante el primer espectáculo musical inclusivo del país con actores del Centro de Inclusión y Oportunidades Padre Zurita de Alcorcón.

María Escobio, Verónica Fernández, Pablo Márquez y José Manuel Blanco, actrices y actores profesionales con discapacidad intelectual son los Niños Perdidos, la Princesa Tigrilla y el Capitán Smee en el musical Peter Pan. Junto a ellos Diana Sánchez, coach del grupo, sirena, madre y Campanilla.

Candileja Producciones inicia el relato para explicar el proyecto con dos palabras que son respeto y empatía: “Queríamos colaborar, desde el teatro musical, a concienciar a la infancia y al público adulto sobre la importancia del respeto y la empatía hacia personas con discapacidad intelectual”. Y en esa búsqueda se conocieron Jesús Sanz Sebastián, escritor y director de “Peter Pan el musical” y Allende López Tirado, directora de Cultura del Grupo Amás. El resultado fue el casting con treinta actores y actrices del que emergieron los niños perdidos de Nunca Jamás.

Por primera vez en España, se crea una producción profesional de teatro musical de carácter inclusivo, donde actores de teatro musical trabajan junto a artistas con discapacidad intelectual, normalizando así la participación de personas profesionales con discapacidad intelectual en las artes escénicas.

Al vértigo que reconoce que sintió en el primer ensayo Jesús Sanz, le siguió una conclusión: “Las dudas que podían surgir sobre tiempos para los montajes o comunicación fluida se diluyeron en la evidencia de que estábamos ante actores profesionales que amaban las artes escénicas y que salían al escenario cargados de ganas e ilusión para lograr provocar con su trabajo la emoción entre los propios compañeros y en el público.”

El texto clásico de James Matthew Barrie ha sido el punto de arranque para crear con bailarines, actores, actrices y cantantes, al margen de sus distintas capacidades, una nueva dramaturgia donde se transmiten valores como el respeto a la diferencia y a la identidad propia. El espectáculo resultante es una divertida aventura que cuenta con una espectacular y colorida puesta en escena, voces en directo, increíbles efectos visuales y grandes números musicales en lo que quiere ser esta vuelta de tuerca del cuento clásico que tiene el objetivo de divertir, emocionar y educar a la infancia y a las personas mayores sobre el respeto a la diferencia. 

Verónica, María, Pablo y José Manuel, actrices y actor del centro Padre Zurita lo tienen claro: se trata de un sueño. Para Verónica es importante “venir a un teatro tan enorme y tan chulo” y lo que más le gusta es “participar con este hermoso elenco de actores y actrices que hace unas obras inmensas, increíbles, aportando visibilidad a la discapacidad y aunando fuerzas desde producción, cultura…”. Al final, con los aplausos, Verónica dice que Regadera, su personaje, “se vuelve feliz porque coge más fuerza para trabajar con más esfuerzo cada día”. Y es que, explica, “como actriz he logrado mi sueño y mucho más, porque subirme a este escenario… me hace temblar cada día y que mi corazón lata al cien por cien”. Y lo tiene claro: “Venid al teatro que os recibimos con toda la magia de Nunca Jamás”.

María, la princesa Tigrilla, quería ser actriz y con los aplausos del final se siente “contenta, emocionada y también orgullosa porque me gusta trabajar con mis compañeros”. José Manuel, Capitán Smee, apenas presta importancia al esfuerzo de los ensayos, a lo que si se la concede es que su trabajo como actor puede servir de ejemplo para las personas que tenemos discapacidad funcional” y recomienda la obra porque es divertida y hay muchas sorpresas que no se pueden desvelar, pero que dejan al público con la boca abierta”. Diana comenzó como la coach del grupo, pero el itinerario recorrido la ha dejado como actriz del musical: “Ese rol se esfumó, ya no es necesario, cada uno sabe ya cuál es nuestro papel y sienten que es estamos trabajando para algo muy importante”.

Además, los actores y actrices con discapacidad intelectual que participan en Peter Pan han tenido otras experiencias en las artes escénicas y, una de ellas en el cine, en la película de Javier Fesser que ha recibido el Goya a la Mejor película española 2018: Campeones. Ambos proyectos artísticos han contado con el Grupo Amás y con Allende, asesora de inclusión y coach. Ella lo explica muy claro: “Considero que la cultura es una muy potente herramienta de inclusión y visibilidad, y puede lanzar claramente el mensaje de que la diversidad, en los proyectos artísticos y creativos, es claramente un valor añadido”.

Por su parte, Ainhoa Pérez, coordinadora y profesora de la escuela de Artes escénicas AMAS, comenta que “el musical no es especial por contar con personas con diversidad funcional, sino porque hace sentir al público la magia de la historia de Peter Pan desde el punto de vista artístico y profesional, conectando con emociones y valores que todos llevamos dentro”.  

En Alcorcón los actores y actrices que dan vida a los niños perdidos son bien conocidos porque han llevado sus obras de teatro a las bibliotecas municipales y al centro cultural Margarita Burón. En estos días de trabajo y giras, su asistencia al Centro de Inclusión y Oportunidades Padre Zurita de Alcorcón es especial. Manuel Blanco, director, señala que “generar diversas y variadas oportunidades a las personas, que además estén basadas en los sueños y deseos es maravilloso”. Y es que explica que “cuando tienes la oportunidad de trabajar en aquello que es tu pasión, tal y como demuestran día a día los actores y actrices de “Peter Pan”, el resultado es muy positivo, tanto para ellos y sus familias, como para el público que puede disfrutar de una preciosa actuación en la que la discapacidad está en un segundo plano sin olvidar que aporta un importante valor añadido”.

El primer teniente de alcalde y concejal de Cultura, Luis Galindo, felicita “al centro Padre Zurita por todas las iniciativas ligadas al mundo de las artes y la escena que apoya para potenciar las salidas profesionales de su alumnado” y quiere “animar a las familias de Alcorcón a disfrutar con este musical”.

 

PETER PAN. Un musical muy especial

Teatro Nuevo Apolo. Madrid

Sábados y domingos 12 horas. Mes de marzo

Visto 386 veces