Martes, 21 Marzo 2017 12:16

Más de un centenar de personas plantan 30 pinos en el Parque de Las Presillas de #Alcorcón

Valora este artículo
(0 votos)

Más de un centenar de personas, entre ellos 66 niños del CEIP Daniel Martín, 15 niños del CEIP Miguel de Cervantes, ambos de 6º de Educación Primaria y 20 personas mayores de los centros de Salvador Allende y Polvoranca han participado esta mañana en el acto de conmemoración del Día del Árbol en la plantación de 30 pinos (pinus pinea) en el Parque de Las Presillas.

El acto, organizado dentro del Programa de Infancia “Conoce tu Ciudad”, contará con la colaboración Jesús Dieste, como voluntario (técnico jubilado del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente), con la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Municipal de Alcorcón y con el Servicio de Parques y Jardines de la Concejalía de Medio Ambiente de Alcorcón.

Las políticas que desde este Ayuntamiento se están llevando a cabo, buscan la armonía entre el desarrollo y progreso de la ciudad, y el respeto y la conservación del medio ambiente y es por ello, por lo que se apuesta por promover una política hacia la sostenibilidad de los recursos naturales.

Ejemplo de ello es la puesta en marcha del Plan Director del Arbolado Viario de Alcorcón que el Servicio de Parques y Jardines ha elaborado como instrumento de trabajo eficaz para la gestión y planificación de las calles arboladas de la ciudad.

Como todos los años, el Ayuntamiento de Alcorcón, el 21 de marzo, celebra el Día del Árbol como conmemoración de la importancia de proteger los árboles y bosques como sustento de la vida. En España se celebra desde el año 1972. En 1840 Suecia fue el primer país que destinó un día del año, a celebrar la fiesta del árbol cuando los ciudadanos ya teniendo amplia conciencia de lo importante que era el recurso forestal para el país.

Pero, por qué son importantes los árboles para el desarrollo y conservación de la vida natural?. Los árboles limpian el ambiente. A través del proceso de fotosíntesis que realizan las hojas de los árboles atrapan el dióxido de carbono de la atmósfera y lo convierten en oxígeno puro que liberan, enriquecen y limpian el aire que respiramos. Se estima que 22 árboles producen el oxígeno que respira una persona y que un bosque de una hectárea de superficie consume en un año todo el CO2 que genera la combustión de un coche en ese mismo período.

Además, los bosques regulan el clima. A nivel global, los bosques reducen el calentamiento de la atmósfera y regulan el clima de la tierra. En las ciudades, por ejemplo, en las zonas donde hay poca presencia de árboles se aprecia una elevación de la temperatura y evaporación del suelo, por eso las temperaturas en algunas calles céntricas de la ciudad en primavera y verano pueden ser hasta 3ºC más altas de promedio con respecto a las que se pueden apreciar en los parques y arboledas de la misma ciudad. También, los bosques generan biodiversidad y forman los ecosistemas más diversos de la tierra, porque dan refugio, protección y alimento a multitud de especies de animales.

Los árboles protegen de la erosión del terreno, amortiguan la lluvia, su copa está diseñada para atrapar la lluvia, de manera que el agua se desliza a través de las hojas, ramas y el tronco hasta llegar al suelo, filtrándose por el terreno hasta llegar a los ríos y manantiales, reduciendo la contaminación producida por los arrastres de restos superficiales del suelo, generan alimento a los animales y personas.

Del mismo modo, los bosques proporcionan madera para la actividad humana. La madera se utiliza para muchas aplicaciones: muebles, utensilios, fabricación de pasta de papel. Los árboles reducen la contaminación sonora. Las copas de los árboles amortiguan el impacto de las ondas sonoras, reduciendo los niveles de ruidos en calles, parques y zonas industriales. Es muy común encontrarnos hileras de árboles en los márgenes de las carreteras formando pantallas acústicas para reducir el ruido de los vehículos.

 

El árbol da protección y sombra. Protegen de la acción directa de los rayos solares a los animales, a otras especies vegetales que conviven y al hombre. Los árboles mejoran estética paisajista del lugar y mejoran la calidad de vida. 

Visto 1335 veces