Viernes, 25 Noviembre 2011 15:33

Queja formal del alcalde a la Delegación del Gobierno por permitir, de forma presuntamente irregular, una manifestación a las puertas del Pleno

Valora este artículo
(0 votos)

El alcalde de Alcorcón, David Pérez, ha remitido una carta a la delegada del Gobierno en Madrid, María Dolores Carrión, en la que le transmite su protesta formal después de que permitiese la celebración de una manifestación ante el Centro Cultural Los Pinos, ayer por la mañana, cometiendo presuntas irregularidades en perjuicio del Ayuntamiento.

La protesta de la Alcaldía de Alcorcón se debe a que la Delegación del Gobierno permitió un cambio de hora de la manifestación a menos de las 48 horas de la celebración del Pleno, cuando el artículo 8 de la Ley Orgánica 9/1983, de 15 de julio, reguladora del Derecho de Reunión y Manifestación, marca un plazo mínimo de 10 días para solicitar este tipo de actividades. Esta situación impidió, al no respetarse los plazos legales, que el Ayuntamiento pudiera presentar alegaciones a las que tiene derecho.

Además, la delegada gubernativa permitió a los manifestantes situarse a las mismas puertas del Centro, en el que estaba prevista la celebración del Pleno Extraordinario para la aprobación de los Presupuestos Municipales del año 2012, sin establecer una distancia de seguridad.

La situación ha creado indefensión a los concejales de la Corporación, algunos de los cuales se ha sentido acosados ante la evidente proximidad de algunas personas que se manifestaban, y que profirieron insultos y gritos contra los legítimos representantes de los ciudadanos, elegidos democráticamente, en lo que supone una clara y evidente merma de los derechos de los ediles. Igualmente, ha creado una situación de indefensión jurídica al Ayuntamiento, al que no se permitió recurrir en tiempo y forma pues la delegada del Gobierno presuntamente no respetó los plazos marcados por la normativa citada, reguladora del Derecho de Reunión y Manifestación.

Visto 1386 veces