Jueves, 24 Noviembre 2011 18:30

El Pleno aprueba los presupuestos para 2012 con una reducción del gasto del 28,5%

Valora este artículo
(0 votos)

El Pleno municipal ha aprobado esta mañana los presupuestos para el año 2012 en los que la austeridad, el rigor, la transparencia y el servicio a los ciudadanos han sido los principios inspiradores de los mismos. Los ingresos consolidados ascienden a 253.360.281,99 euros, mientras que los gastos suponen 232.255.277,38 euros.

En este escenario de crisis económica a nivel estatal y la situación de práctica quiebra técnica en la que se encuentra el Ayuntamiento, los presupuestos de 2012 reflejan una importante reducción del gasto de un 28,5% respecto a los del año anterior, priorizando sin embargo las inversiones relativas a las políticas sociales y de servicio al ciudadano. Concretamente, 7 de cada 10 euros estarán destinados a estas partidas.

Cabe destacar también el importante esfuerzo fiscal que reflejan las cuentas del Ayuntamiento para el próximo ejercicio, en las que se han reducido y congelado impuestos hasta el máximo permitido para asegurar la viabilidad del Consistorio, así como para reducir la presión fiscal de los ciudadanos de Alcorcón.

Para ir paliando poco a poco esos más de 612 millones de deuda, 19 de cada 100 euros (26,2 millones de euros en este ejercicio) serán destinados al pago de entidades bancarias y proveedores, teniendo en cuenta que todos aquellos ingresos extraordinarios que se generen por licencias no contempladas también se destinarán a satisfacer deuda. El presupuesto del Ayuntamiento de Alcorcón para 2012 cumple con los objetivos de Estabilidad Presupuestaria que marca la ley.

La sociedad de Alcorcón, protagonista de los presupuestos

Durante una semana, el proyecto de presupuestos fue presentado a los distintos representantes de la sociedad de Alcorcón: vecinos, a través de las Juntas Municipales de Distrito, sindicatos, empresarios y entidades bancarias. Las cuentas del Ayuntamiento de 2012 reflejan las distintas propuestas recogidas por el Ejecutivo

municipal tras las diversas reuniones mantenidas con todos ellos.

Concretamente, los representantes de los ciudadanos mostraron sus inquietudes sobre cuestiones como la recuperación de aparcamientos en la vía pública, obras de mantenimiento en la ciudad que soliciten los vecinos o la mejora e instalación de señalizaciones y recorridos para vehículos de emergencia. Todas ellas están incluidas en los presupuestos con partidas específicas.

Las reuniones con los sindicatos dieron como resultado un pacto entre Ayuntamiento y los representantes de los trabajadores que, fruto de la buena voluntad por ambas partes, dio como resultado el mantenimiento del ahorro en el capítulo de personal y, a la vez, el mantenimiento de los puestos de los funcionarios interinos.

Asimismo, los hosteleros, con los que se mantuvieron también encuentros sectoriales, hicieron llegar al Gobierno de Alcorcón sus necesidades tras presentarles las ordenanzas fiscales. Sus iniciativas han quedado igualmente reflejadas en los presupuestos del Ayuntamiento para el próximo año.

Fiel reflejo del programa electoral del actual Gobierno

Los presupuestos aprobados hoy son un fiel reflejo del programa electoral con el que se presentó el actual equipo de Gobierno y que los ciudadanos de Alcorcón apoyaron mayoritariamente en las últimas elecciones municipales.

El freno y descenso de la presión fiscal, con el fin de ayudar a los ciudadanos a superar la crisis económica actual, congelando los impuestos y adaptando las tasas a su coste real; el impulso de la actividad económica del municipio con las medidas fiscales adecuadas para el impulso del tejido comercial y productivo de Alcorcón; mejora y mantenimiento de los beneficios fiscales, recuperando incluso algunos que fueron eliminados por el anterior Gobierno, en concreto a las familias numerosas; y, por último, la creación de nuevas medidas dirigidas a facilitar el pago de los tributos tanto a vecinos como a empresas del municipio como, por ejemplo, el fraccionamiento en seis meses del IBI, IAE o el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica.

Todas estas medidas se unen a la supresión de gastos concretos que no suponían un beneficio directo al ciudadano, como el pago a partidos políticos, gastos de representación del alcalde y los concejales o los costes en propaganda y publicidad. En definitiva, los presupuestos de 2012 elaborados por el Gobierno de Alcorcón ponen de manifiesto el interés real por las necesidades de los vecinos del municipio del actual Ejecutivo, así como la adaptación a la difícil situación económica que afecta no sólo a esta ciudad, sino también al conjunto de la sociedad española.

Visto 886 veces