Jueves, 08 Septiembre 2011 20:18

El ex gobierno de Cascallana no pagó ni las pizarras digitales ni los ordenadores adquiridos el año pasado, ni abona las becas de comedor desde 2009

Valora este artículo
(0 votos)

La Concejalía de Educación ha identificado una nueva partida de deuda provocada por los responsables del ex gobierno municipal del PSOE. Esta vez se trata del impago de las pizarras digitales y los ordenadores para centros públicos adquiridos el año pasado, así como el montante de las becas de comedor de los mismos centros desde el año 2009.

En marzo de 2010 se adjudicó, tras concurso público, la adquisición de 501 ordenadores para aulas de los colegios públicos de Alcorcón. La factura de los mismos, que están instalados y operativos en los centros, ascendía a 207.809,61 euros. No se ha pagado ni un céntimo. En abril de 2010, el concurso y la adjudicación fue de 401 pizarras digitales, valoradas en 712.919,92 euros. Están todas instaladas y operativas, pero la empresa que las suministró aún no ha visto ni un céntimo tampoco. El problema es que, debido a esos impagos, podría quedar sin efecto la garantía de los aparatos y, de hecho, ya ha surgido algún problema con las empresas sobre el servicio de mantenimiento.

La segunda partida identificada es la de las becas de comedor: no se han pagado desde 2009. Aquí, el Ayuntamiento adeuda más de 220.000 euros a las empresas adjudicatarias del servicio de comidas de los colegios públicos, que pese a no cobrar han seguido dando de comer a los niños titulares de estas becas. El problema es que, ante la acumulación del impago, algunos de los colegios han hecho frente a las facturas ante el riesgo de quiebra que empezaban a sufrir algunas empresas tras dos años sin cobrar, por lo que los que se encuentran ahora con problemas financieros son los propios centros escolares. Esta situación se la notificaron varios directores al propio alcalde, David Pérez, en la reunión que mantuvieron ayer, miércoles.

Cabe destacar que estas partidas se suman a otras ya conocidas, como los impagos a las empresas que gestionan de forma indirecta las escuelas públicas infantiles de Alcorcón, a las que se deben 1.135.711 euros; que durante dos años no se pagaron los 3.000 euros por curso y colegio para el mantenimiento de los mismos, ni las subvenciones a las AMPAS y al transporte escolar de las excursiones que los colegios públicos organizan, conceptos por los que se adeudan más de 300.000 euros, o un ejemplo tan simple como clarificador de la gestión de Enrique Cascallana y Natalia de Andrés en materia de Educación: el Ayuntamiento convoca un concurso de técnicas digitales por el que concedieron tres premios a colegios públicos y tres a institutos cuyo importe económico, que asciende a 9.000 euros, tampoco abonaron.

“El problema no son ya estas nuevas partidas identificadas dentro de los más de 250 millones de euros que adeuda el Ayuntamiento de Alcorcón tras la política generalizada de impagos del ex gobierno del PSOE. Lo más triste es que los responsables del PSOE en la oposición, con Natalia de Andrés a la cabeza, todavía se permitan presumir de que su gestión en Educación es una ‘referencia’ y se atrevan a criticar decisiones duras que nos vemos obligados a tomar por falta de fondos después de que los socialistas no pagaran a nadie durante los últimos años”, manifestó el primer teniente de alcalde, Óscar Romera.

“Repito lo que dije hace unos días: parece mentira que un partido que se hace llamar socialista y obrero haya perjudicado de forma tan dramática a empresas que están sufriendo gravísimas dificultades porque no se les ha pagado por su trabajo durante años, o que se han visto obligadas a cerrar y a despedir a sus trabajadores porque el Ayuntamiento del PSOE de Alcorcón les debe cientos de miles de euros. Vamos a intentar responder en la medida que podamos, dada la calamitosa herencia recibida de la que aún encima presume el Partido Socialista”, concluyó Óscar Romera.


Visto 1175 veces