AVISO. El horario del Servicio de Atención Ciudadana durante las próximas fiestas de Navidad será el siguiente:

    • Del día 23 de diciembre de 2019 hasta el 8 de enero de 2020, ambos inclusive, de 08:30 a 14:00 horas
    • Días 24 y 31 de diciembre cerrado
Lunes, 20 Enero 2014 13:57

El Pleno del Ayuntamiento de #Alcorcón aprueba los presupuestos para 2014 que tendrán un marcado carácter inversor

Valora este artículo
(3 votos)

La oposición vota en contra del proyecto

 

•Los ingresos y gastos consolidados ascienden a 195.159.798,52 euros y 191.032.700,46 euros, respectivamente

 

•Aumenta el porcentaje del presupuesto destinado al pago de la deuda: 32 de cada 100 euros, es decir, 1 de cada 3 euros

 

•El presupuesto consolidado de 2014 arroja un resultado positivo de 4,1 millones de euros

 

•Las inversiones aumentan un 209,05 por ciento (se triplican), hasta los 35.190.996,15 euros

 

•Descontando el pago de deuda, 7 de cada 10 euros irán destinados a gasto social y servicios a la ciudadanía, más de 2 euros a la promoción económica y menos de 1 a los gastos de la administración general

 

•Desde el punto de vista tributario, se recogen las modificaciones de las Ordenanzas Fiscales en las que se refleja una bajada de impuestos y, en definitiva, una reducción de la presión fiscal

 

El Pleno del Ayuntamiento de Alcorcón ha aprobado esta mañana el proyecto de Presupuestos para 2014, con los votos a favor del Grupo Popular y el voto en contra del resto de Grupos de la oposición. Estos presupuestos recogen un incremento de los ingresos del 8,48 por ciento y de los gastos en un 7,65 por ciento. Esta es la primera vez durante este mandato que ambas partidas aumentan. De esta forma, los ingresos ascienden a 195.159.798,52 euros y los gastos a 191.032.700,46 euros. Los presupuestos de 2014 arrojan un resultado consolidado positivo de 4.127.098,06 euros.

El alto nivel de endeudamiento heredado y la crítica situación financiera de la hacienda municipal no han impedido, sin embargo, al Gobierno de Alcorcón establecer unas políticas fiscales beneficiosas para los ciudadanos, y que se han reflejado en las Ordenanzas Fiscales para el próximo año recogidas también en el Presupuesto. Éste se caracteriza por la bajada de impuestos, la contención del gasto corriente, el incremento de la inversión y la reducción del endeudamiento.

Durante el mandato de este Gobierno y tras alcanzar el superávit, éste se ha destinado al pago de la deuda heredada, habiendo reducido la misma, desde junio de 2011, en 80,3 millones de euros, es decir, de los 612,6 millones se ha pasado a los 532,3 millones. Además, se ha procedido al pago de 210 millones de euros a proveedores, 186 de ellos correspondientes a los distintos mecanismos de financiación estatal, y otros 24 abonados con recursos propios. Aún así, y pese al esfuerzo que estos pagos representan, el Ayuntamiento aún debe abonar a proveedores otros 30 millones de euros anteriores a junio de 2011.

El apartado de Gasto “Deuda Pública” se incrementa un 8,67 por ciento (3.104.188,93 euros de incremento), como consecuencia de la conversión de la deuda comercial en deuda financiera a través de los mecanismos de financiación del Real Decreto-Ley 4/2013 y del Real Decreto-Ley 8/2013.

El 32,26 por ciento del presupuesto de gastos corrientes del Ayuntamiento se destina a la amortización de la deuda pública y al pago de intereses. Si descontamos la amortización de la deuda pública y el pago de intereses, 7 de cada 10 euros se destinan a gasto social y servicios a la ciudadanía, más de 2 euros a la promoción económica y menos de 1 euro a los gastos de administración general.

El Gobierno actual tiene que seguir haciéndose cargo de los constantes impagos que se produjeron en la pasada legislatura, y que obligan, para poder garantizar los servicios municipales a los ciudadanos, a reducir de forma notable el gasto presupuestario. En el presupuesto de 2012 la reducción del gasto alcanzó el 50 por ciento; en el de 2013, el 23,75 por ciento; y en el de 2014, está prevista la reducción del gasto corriente en más de un 7 por ciento. El recorte de los gastos en estos últimos dos años ha afectado a todas las áreas de la Administración local, y para 2014 también afectará al capítulo de personal, que necesariamente tendrá que reducirse en torno a un 5 por ciento.

Inversión para la atracción de inversiones

Los presupuestos de 2014 tienen un especial carácter inversor. Esta partida se triplica, alcanzando los 35.190.996,15 euros (un 209,05 por ciento más), que irán destinados, mayoritariamente, a seguridad, construcción de infraestructuras urbanas, conservación de las vías públicas, parques y jardines y mejora de instalaciones deportivas. Estas inversiones están encaminadas al desarrollo cualitativo de la ciudad, con un doble objetivo: el disfrute de los ciudadanos y seguir haciendo de Alcorcón un enclave estratégico para la atracción de inversiones que continúen dinamizando la actividad económica del municipio y, por tanto, la generación de empleo.

Esta partida presupuestaria servirá para finalizar obras como el centro Hermanos Laguna, la mejora de zonas comerciales y distintos barrios del municipio, la recuperación de plazas de aparcamiento, obras de aducción y saneamiento del PP8, así como el desarrollo urbanístico de este enclave, reparación de aceras y una “operación asfalto” para la mejora del firme de las calzadas, entre otros. El presupuesto de 2014 en ningún caso contemplaba, siguiendo un criterio de prudencia, el impacto que habría tenido el complejo de ocio Eurovegas, para el que este Ayuntamiento no ha destinado gasto alguno.

Realismo y rigor en la elaboración de los presupuestos

Los presupuestos de 2014, como los de 2013 y como los de 2012, son realistas y rigurosos en la estimación de los ingresos y la previsión de los gastos, apostando por la contención del gasto público, sobre todo en el ámbito de los gastos corrientes, el incremento de la inversión pública y la renegociación de las condiciones financieras de las operaciones de crédito (tipos de interés, períodos de carencia y plazos de amortización).  

Familias y creación de empleo, prioridades en la reducción de impuestos

Pese a la crítica situación económica heredada, los presupuestos del Ayuntamiento de Alcorcón recogen, tal y como reflejan las Ordenanzas Fiscales y Precios Públicos para 2014, una bajada real de impuestos, con el mantenimiento de la bonificación del 5 por ciento (frente al 2 por ciento del año 2012), a todos aquellos que se acojan al Plan Aplaza 6, mediante el cual pueden abonar impuestos periódicos como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en seis mensualidades.

Las familias numerosas se verán beneficiadas de una ampliación de su bonificación en el IBI. Dicha bonificación pasará al 70 por ciento en el caso de las de categoría general, y al 90 por ciento las de categoría especial, situándose en el máximo permitido por ley.  El Gobierno municipal mantiene congelado, desde 2011, el tipo de gravamen en el IBI, con una cuota del 0,464 por ciento, cercana al mínimo establecido por la ley (0,4 por ciento).

Además, todas aquellas personas en situación de desempleo gozarán de la llamada “cuota cero”, es decir, de la gratuidad de todos aquellos cursos y actividades que vayan encaminadas al fomento de la empleabilidad.

Asimismo, el Gobierno continúa con las políticas de estímulo y protección del tejido comercial e industrial de la ciudad, manteniendo los coeficientes del Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Asimimo, introduce importantes bonificaciones en el Impuesto Sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) en función de los puestos de trabajo creados: dichas bonificaciones irán desde el 55 por ciento hasta un máximo del 95 por ciento.

El Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) tendrá de cara al próximo año una marcada orientación medioambiental, siguiendo nuevamente el concepto de “fiscalidad verde”. De esta manera, se mantiene una bonificación en este impuesto en función de la clase de carburante y de las características de los motores de los vehículos y su incidencia en el medio ambiente: la bonificación alcanzará el 75 por ciento si el combustible utilizado es biogás, gas natural comprimido, metano o hidrógeno. También gozarán de un incremento de 10 puntos porcentuales (del 25 por ciento pasa al 35 por ciento) los propietarios de aquellos coches con una menor incidencia en el medio ambiente, que utilicen gas como combustible, vehículos híbridos o que incorporen dispositivos catalizadores adecuados a su clase y modelo, que minimicen las emisiones contaminantes.

 

Visto 3482 veces