Horario del servicio de atención ciudadana durante el periodo de fiestas Navideñas (22 de diciembre de 2018 a 8 de enero de 2019, ambos inclusive): de lunes a sábado de 08:30 a 14:00, días 24 y 31 de diciembre cerrado

Viernes, 19 Julio 2013 16:31

La Universidad Estival de #Alcorcón ha ofrecido la conferencia ‘El Papel de la Industria Farmacéutica en la Seguridad del Paciente’

Valora este artículo
(1 Voto)

El director Médico de la multinacional farmacéutica Pfizer, Juan Álvarez, ha explicado a los alumnos asistentes a esta cuarta jornada del curso ‘Seguridad del Paciente: aspectos médico-legales’ el papel que desempeñan los laboratorios farmacéuticos en esta materia. Así, ha explicado a los alumnos asistentes a la Universidad Estival de Alcorcón que se han dado cita en el Centro Cultural Miguel Ángel Blanco, que: “En los laboratorios farmacéuticos hacemos investigación de nuevos medicamentos. En función de dos variables, la seguridad y la eficacia, pueden tener o no tener éxito”.

En el campo de la investigación afirma Juan Álvarez, “se trabaja sobre el pez zebra, para evitar el uso de mamíferos. Los embriones de este pez son transparentes y permiten una mejor observación. El problema surge cuando investigamos sobre medicamentos para determinadas enfermedades que son sólo características del ser humano, que no se dan en otras especies, enfermedades como la esquizofrenia, el alzheimer, la depresión y las enfermedades raras. Para garantizar la seguridad del paciente, además, las autoridades sanitarias obligan en cualquier investigación, a realizar pruebas en el sistema cardíaco, el pulmonar y el nervioso central”.

Cualquier investigación que se realiza cuenta con dos fases: la preclínica que puede ser in vitro o in silico (por ordenador), y la clínica, que a su vez cuenta con tres fases que a su vez se diferenciarán entre ellas por el objetivo que buscan, la población de ensayo, el número de sujetos sobre los que se investiga y la duración aproximada de la fase. Así, en la primera se realiza sobre individuos voluntarios sanos, se les administra la medicación analizándoles la sangres cada 6/8 horas para comprobar los diferentes niveles. En la segunda, se administra sobre pacientes para establecer la dosis-respuesta, que al ir aumentando puede ser más efectivo o igual de efectivo pero más tóxico. En la tercera fase es en la que se puede usar medicamento o placebo, dependiendo de la enfermedad que se esté tratando. “Hemos realizado investigaciones sobre muchos antidepresivos, que no se han podido lanzar al mercado porque los resultados con el medicamento eran prácticamente los mismos que con placebo” ha afirmado el director Médico de Pfizer.

Para garantizar la seguridad del paciente, los ensayos clínicos se han ido mejorando, y se han añadido más pacientes y más pruebas, lo que supone un mayor costo para el desarrollo de los medicamentos, pero también una mayor garantía de seguridad y eficacia.
“Una vez que el medicamento está registrado, que ya las autoridades sanitarias han autorizado que se utilice en los pacientes, o si es el caso de una vacuna, en los niños para prevenir una enfermedad, hay un seguimiento por parte de las autoridades sanitarias, un seguimiento por parte del Laboratorio, de que este medicamento no tiene efectos adversos que previamente no se habían detectado. Por lo tanto, en la vida de un medicamento siempre hay un seguimiento muy exhaustivo de la seguridad, para que los pacientes que toman estos medicamentos estén seguros y sean eficaces a lo largo de la vida de estos medicamentos”, ha continuado Juan Álvarez.

Las patentes de los medicamentos son de 20 años, siendo aproximadamente 10 en investigación y 10 en comercialización. Una vez que el laboratorio farmacéutico pierde la patente (al transcurrir los 20 años establecidos), es cuando se crean los medicamentos genéricos, que son de múltiples fabricantes y que suelen tener distintos excipientes.

“En el caso de la aparición de los genéricos es muy importante saber que si bien los genéricos son bioequivalentes, a veces contienen excipientes, contienen sustancias que no estaban en la molécula original. Por lo tanto, tanto los médicos como los pacientes tiene que saber que los genéricos pueden tener sustancias distintas del medicamento original y tienen que hacer un seguimiento de si estas sustancias pueden tener efectos adversos o no. Hay que hacer un seguimiento de los medicamentos cuando tienen la patente y de estos medicamentos y de sus genéricos una vez que estos aparecen”, ha concluido el director Médico de Pfizer, Juan Álvarez.

Visto 1831 veces