Martes, 30 Abril 2013 15:39

Condenado el agresor del director general de Hacienda y Presupuestos de #Alcorcón

Valora este artículo
(0 votos)

El Juzgado de Instrucción nº4 de Alcorcón ha condenado a F.S.B., como autor de una falta de lesiones, a pagar una multa de 150 euros (correspondientes a 30 días con una cuota diaria de 5 euros), una indemnización al director general de Hacienda y Presupuestos del Ayuntamiento de Alcorcón, Javier Rodríguez Luengo, de 350 euros por las lesiones que el agresor le causó, así como al pago de las costas.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 28 de diciembre, hacia las 12.10 de la mañana, cuando Javier Rodríguez Luengo se encontraba frente al Ayuntamiento acompañado de la segunda teniente de alcalde, Silvia Cruz, y la concejal de Urbanismo, Ana González. El agresor, trabajador municipal, se acercó al director general recriminándole por una decisión del Consistorio relativa a la reestructuración de la plantilla, al tiempo que le daba golpes en el hombro. Las concejalas intentaron apartar a F.S.B., momento en el que éste le propina un golpe en la cabeza a Rodríguez Luengo y, a continuación, le da una patada en la espalda, causándole una “contusión dorsal alta”, de la que tardó en recuperarse cinco días, uno de los cuales no pudo acudir a su puesto de trabajo por dicha lesión.

La juez estima que “en este caso, la acción o conducta típicamente antijurídica realizada por Don F.S.B. ha quedado acreditada (…)”. Asimismo, señala en la sentencia que “(…) es cierto que todos tenemos derecho a quejarnos y a reclamar ante las decisiones o resoluciones que estimamos injustas, pero lo que nadie tiene derecho a hacer es increpar ni, por supuesto, agredir a una persona que está actuando como Don Javier en el ejercicio de sus funciones, y a la que se le está lesionando no sólo en su integridad y honor, sino en su estima y dignidad profesional, debiendo en su caso acudir a los cauces legales que estime oportunos”.

Representantes sindicales del Ayuntamiento de Alcorcón apoyaron en todo momento al agresor, mostrándole su apoyo e, incluso, asistiendo con él al juzgado. Recientemente, uno de los sindicatos con representación en el Consistorio recibió otro varapalo judicial -y ya era el segundo- por una sentencia del TSJM que apoyó la decisión del Gobierno de entrar a los colegios públicos a limpiar para preservar la salubridad de los alumnos, pese a la denuncia sindical.

Visto 1614 veces