Domingo, 30 Abril 2017 11:42

Lucas, bombero de lujo en el Centro Unificado de Seguridad de #Alcorcón

Valora este artículo
(3 votos)

Es sábado por la mañana en las instalaciones del Centro Unificado de Seguridad. Los Bomberos de Alcorcón están, un día más, preparados para una salida de emergencia, pero la jornada va a ser diferente a otras. El silencio del parque de Bomberos de Alcorcón, poco a poco, se va llenando de risas y voces de pequeños que se asombran al entrar en las cocheras, al ver el gimnasio, ponerse el casco de sus héroes o contemplar las luces y sirenas de los vehículos. 

Al frente de ese grupo está Lucas, un niño de 4 años que está superando un cáncer y que de mayor quiere ser bombero. Llega a las instalaciones junto a Héctor, su hermano de 7 años, Lucía, que padece autismo, Daniel, un pequeño con parálisis cerebral, Ainhoa, a la que diagnosticaron una enfermedad rara y Gabriela, que presenta parálisis. 

Los Bomberos se rinden al cariño de los niños que les iluminan la mañana. Explican su trabajo, juegan con ellos, y les acompañan en todo el recorrido. Lucas es el invitado de honor y el ‘responsable’ de que estén en el Parque de Bomberos de Alcorcón. Uno de sus grandes momentos llega al ascender a la auto-escala. En ese momento, un brillo de emoción ilumina los ojos del pequeño con más fuerza que los rotativos del vehículo y una intensa felicidad enmudece el fuerte sonido de la sirena que acompaña su presencia en la cabina. 

Pero el día de emociones para los pequeños capitaneados por Lucas no acaba. Los Bomberos de Alcorcón tienen preparada una sorpresa para tan conmovedora visita. Reparten cascos, camisetas, se hacen fotos con los niños y disfrutan de un aperitivo cuyo protagonista es una tarta que es el mejor postre de la jornada.

Poco a poco, el silencio vuelve a las instalaciones. Los Bomberos de Alcorcón vuelven a sus labores pero en todos ellos queda para el recuerdo la cara de satisfacción de Lucas quien, con la visita, ha visto como su sueño se cumplía y que le da fuerzas para seguir luchando, día a día, por conseguir hacer realidad su sueño: ser bombero.

Todos ellos vienen de la mano de la Asociación Sonrisas, entidad solidaria integrada por profesionales de Policía, Fuerzas Armadas, Protección Civil, Bomberos o Guardia Civil entre otros, y cuyos grupos de trabajo se organizan entorno a los tres colores representativos de estos efectivos: azul, verde y naranja. Su misión es la de proporcionar alegría y bienestar a los niños que se encuentren enfermos en cualquier parte de España para hacer su situación más fácil de sobrellevar, tanto en hospitales, centros o casas de acogida, entre otros.

Visto 3436 veces

Dónde estamos

ayuntamiento maps

Te escuchamos